martes, 17 de noviembre de 2015

Nuevo BMW I3 para servicios de emergencia

El BMW i3, totalmente eléctrico está demostrando cada vez más su valía como vehículo de emergencias para las fuerzas de policía, los servicios de rescate y los bomberos. Las autoridades de Baviera, Milán, Los Ángeles y Londres han incluido los primeros BMW i3 en sus flotas de vehículos. Y otra versión especial se usa en Varsovia para la circulación libre de emisiones.

La cabina de plástico reforzado con fibra de carbono (PRFC) y un chasis de aluminio que incorpora todos los componentes de la transmisión y suspensión ayudan a proporcionar al coche, de cuatro metros de largo y cinco puertas, no sólo un interior muy amplio y versátil, sino también un reducido radio de giro, así como características de conducción ágiles y seguras. La alta posición de asiento y una excelente visibilidad panorámica ofrecen las condiciones ideales para su uso en condiciones de tráfico urbano.

Con un motor eléctrico de 170 CV, el BMW i3 (consumo de combustible combinado: 0,0 l/100 km; consumo combinado de potencia: 12.9 kWh/100 km; emisiones combinadas de CO2: 0 g/km) es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,2 segundos. La batería de alto voltaje de iones de litio del coche permite una autonomía de hasta 160 kilómetros en su funcionamiento diario.



Dependiendo del área de uso, los vehículos cuentan con los correspondientes diseños y barras del techo. El sistema especial de señalización, las luces intermitentes (flash) delanteras y traseras, así como megáfonos que garantizan que los demás usuarios sean advertidos con suficiente antelación cuando el BMW i3 está en una misión de emergencia.

Por otra parte, gracias a una tarjeta SIM integrada en el vehículo, es posible hacer uso de la tecnología de redes inteligentes del BMW i3 para facilitar el trabajo al personal de emergencia. El sistema ConnectedRescue, basado en el BMW ConnectedDrive, ofrece la posibilidad de transmitir toda la información importante desde el centro de control al vehículo (incluyendo la dirección, la razón por la que se ha asignado y una persona de contacto) con claridad y de manera intuitiva, operable y legible. Las coordenadas o direcciones del objetivo pueden introducirse directamente en la guía de ruta del sistema de navegación, lo que significa que ya no se requiere la introducción manual del destino de navegación. De esta manera, se eliminan los errores de transmisión. El conductor puede concentrarse plenamente en el tráfico mientras el equipo se prepara directamente para el encargo. Esto mejora la seguridad y la eficacia de los servicios de rescate.


Nota de prensa: BMW

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+