jueves, 27 de agosto de 2015

8 razones por las que pedir piezas BMW originales


La conducción de un BMW es una experiencia única, todos los que hemos probado algún modelo de la casa notamos esa conexión inigualable de mecánica, asfalto y libertad. Sin embargo, como sucede en todo tipo de maquinaria, por desgaste, rotura o avería, es posible que las piezas BMW deban sustituirse por unas nuevas. A continuación exponemos 8 razones por las que estas piezas BMW debes adquirirlas originales.

1. Protege la vida útil de tu motor

El cambio por ejemplo de filtro de aceite original BMW aprovecha sus fibras sintéticas para reforzar el filtro realizado sobre suciedad y polvo residual, contrarrestando de esta forma posibles daños o desgarros en el motor, por esa razón el corazón de tu BMW durará más.

2. Rapidez en la instalación

Las piezas BMW originales son fáciles de instalar, ya que la fabricación de todos los componentes mecánicos ha sido pensada para una rápida y cómoda sustitución en caso de necesidad. El menor tiempo implicado en la instalación también afecta al ahorro del conductor, que ve cómo el tiempo de mano de obra requerido es menor.

3. Tienen mejor rendimiento

Determinadas piezas BMW originales demuestran un mejor rendimiento que otras piezas convencionales o de poca calidad. Es el caso de los faros bi-xenón originales BMW, que ofrecen una iluminación 3 veces superior a la de un halógeno corriente y, además, consumen menos energía.



4. Mejora la seguridad

Tanto el conductor como los ocupantes del vehículo pueden sentirse (y con razón) más seguros gracias a llevar piezas BMW originales. Los factores respecto a este ámbito en los que influye son varios, desde la activa funcionalidad de los componentes, que permiten una conducción más segura, hasta su durabilidad y resistencia, sobre todo cuando tienen que ver con la vida útil del motor o de otros accesorios e incluso de la propia carrocería.

5. Compatibilidad asegurada

Es lógico que la fabricación de un vehículo establezca unos estándares para sus piezas, de forma que por ejemplo los discos de frenos originales BMW presentan un diámetro especial más grande. Con ello se mejora la seguridad y también se garantiza un acople perfecto con el sistema de frenado ABS del vehículo.

6. Acabados de calidad

Para el conductor, contar con elementos de calidad es siempre un factor prioritario, ya que está en juego no sólo el confort y la comodidad de viajar de la mejor forma posible, sino también la propia vida de quienes le acompañan, así como la suya propia. Las piezas BMW originales aseguran una calidad óptima en relación a duración y resistencia, que tranquiliza al conductor al garantizarle la mayor vida útil posible de cada una de ellas.



7. Cumplimiento de la normativa

Tanto en lo que se refiere a las exigencias de calidad de la marca, como a cualquier normativa de automovilismo vigente, las piezas BMW originales cumplen todos los requisitos escrupulosamente. Todas las piezas de carrocería, por ejemplo, se fabrican con aleación de chapa de acero de alta calidad, se les aplica galvanizado electrolítico de larga duración y se someten a las pruebas de impacto más exigentes.

8. Ahorro a corto y largo plazo

La garantía de la calidad de las piezas BMW originales permite al conductor un ahorro económico frente a la utilización de piezas de terceros. Este ahorro es patente en el largo plazo, dado que la vida útil de las piezas y su seguridad y resistencia, permiten disfrutar de ellas durante más tiempo, retrasando la necesidad de sustitución.

Por otra parte, a corto plazo también hay casos en los que la rapidez de la instalación y la calidad de sus acabados permiten disfrutar de un ahorro. Es el caso de las lunas de los parabrisas, que en caso de rotura o daño permiten una sustitución rápida y al mismo tiempo eficaz. Una luna de mala calidad podría retrasar el montaje y suponer un alto riesgo para el conductor y sus ocupantes, pero la calidad de las piezas BMW originales evita estos factores y permite al conductor ahorrar económicamente y mejorar su experiencia de conducción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+