jueves, 30 de julio de 2015

Por qué el Peugeot 308 SW es perfecto para el verano

Llega el verano y los planes se multiplican. Pero el Peugeot 308 SW tiene hueco en su agenda para todos. ¿Festival de música con amigos y la tienda de campaña? Con su volumen de maletero y su habitabilidad interior, la diversión está asegurada. ¿Viaje a la playa a coger olas? Con la banqueta Magic Flat y su piso plano, se puede transportar una tabla de surf y el equipaje con el máximo confort. ¿Road trip en pareja? Su i-Cockpit, la puesta a punto de su chasis, la eficiencia y rendimiento de los motores Euro6 y la amplia superficie acristalada aseguran el confort a bordo en todo momento. El Peugeot 308 SW es el coche para disfrutar del verano dentro y fuera de él.

1. Moderno y divertido, pero también útil y familiar

El Peugeot 308 SW viene a demostrar que los coches familiares pueden ser divertidos. Es un vehículo con espacio interior y capacidad de carga pero con un diseño moderno.

2. Un interior para todos

La configuración interior del Peugeot 308 SW está pensada para que los kilómetros en carretera se traduzcan en experiencias. Con su puesto de conducción Peugeot i-Cockpit, la postura al volante es natural, ergonómica y segura. Al consultar la información por encima del aro no es necesario apartar la vista de la carretera con lo que no se producen pérdidas de atención respecto a lo que el conductor tiene por delante. La posición y el diámetro del volante compacto permiten realizar todas las maniobras sin cruzar los brazos y manejar el vehículo con un ángulo de brazos y espalda que favorece la circulación sanguínea y, por tanto, la comodidad.

Detrás, los pasajeros disfrutan de un viaje agradable gracias a la excelente habitabilidad trasera y a la amplia superficie acristalada (1,69 m2) que llena el interior de luz. En lo relativo a capacidad de carga, y gracias a los compartimentos interiores situados debajo de la alfombrilla del maletero, el volumen alcanza los 660 litros.

Un espacio que crece hasta los 1.775 litros gracias a la innovación de Peugeot. Los asientos traseros se denominan Magic Flat, gracias al sistema de abatido fácil e intuitivo que permite multiplicar la carga.



3. Motor eficiente y dinámico

En lo relativo a dinamismo, el 308 SW equipa los últimos motores de Peugeot, con toda su gama ya adaptada a la normativa Euro6. En gasolina, con el premiado PureTech en sus versiones 1.2L PureTech 110 CV S&S, 130 CV S&S y 130 CV S&S EAT6. En diésel, cuenta con los motores BlueHDi en versiones que van desde los 100 CV, pasando por 120 CV hasta los 180 CV. Con unos consumos que parten desde los 3,1 l/100 km, todos estos bloques destacan por un comportamiento prestacional acompañado de la máxima eficiencia. El Peugeot 308 SW también incorpora la caja de cambios automática con convertidor de par EAT6. Las innovaciones técnicas de esta caja dan lugar a una transición entre marchas rápida y fluida.

Además, el Peugeot 308 SW cuenta con versiones de la gama GT Line, que actualiza los motores más prestacionales con detalles de diseño específicos de inspiración deportiva o equipamiento específico como el Driver Sport Pack.

Y como tope de gama, el Peugeot 308 SW GT aloja los motores 1.6L THP de 205 CV y el 2.0L BlueHDi 180 CV, éste último asociado a la caja de cambios automática con convertidor de par EAT6, que se maneja desde las levas situadas en el volante para ofrecer sensaciones de auténtico piloto.

4. Tecnología punta, seguridad completa

El equipamiento del 308 SW también está pensado para hacer más sencillas todas esas situaciones que pueden surgir un día en la carretera. Aparcar es mucho más simple gracias a su cámara de visión trasera. Los ángulos muertos no son problema con los detectores de objetos y el sistema de vigilancia. Para el calor, el climatizador automático bizona. Además, el Driver Assistance Pack convierte a este modelo en un vehículo todavía más seguro con el regulador de velocidad activo, la alerta de colisión y la frenada de emergencia.

Nota de prensa: Peugeot

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+