lunes, 13 de julio de 2015

C-Elysée, la berlina más deportiva de Citroën

El C-Elysée es una berlina que destaca por su habitabilidad, robustez, confort de marcha y relación calidad precio. Pero, además, ha demostrado llevar la competición en su ADN. En su primera participación en el Mundial de Turismos (WTCC) en 2014, el C-Elysée dio a Citroën el Campeonato del Mundo de Constructores, al tiempo que el piloto de la marca, José María ‘Pechito’ López, se alzaba con el título de Pilotos. En la edición 2015, Citroën, el C-Elysée y los pilotos lideran de nuevo la competición.

El Citroën C-Elysée es una berlina tricuerpo de cinco puertas. Sus dimensiones ponen de manifiesto su pliego de atributos: 4,43 m de largo, 1,75 de ancho y una altura de 1,47 m; cuenta con una batalla de 2,65 m, lo que le proporciona un amplio espacio interior; en lo relativo al espacio de carga, su maletero registra un volumen de 506 litros.

Su frontal es expresivo, gracias a un capó voluminoso, a una amplia calandra y a su parrilla cromada. Los faros frontales reafirman la personalidad de su diseño a la vez que acompañan la vista hacia el lateral, donde las líneas aerodinámicas subrayan la carrocería y transmiten sensación de deportividad. En la actualidad, el Citroën C-Elysée está disponible con cinco colores exteriores.



En su interior, domina la racionalidad por encima de todo. El salpicadero también incorpora unas líneas horizontales que ayudan a remarcar su diseño. La consola central es reflejo del componente tecnológico de este modelo, con botones de acceso a las funciones de manejo, equipamiento y multimedia sin llegar a resultar recargada de elementos. La tapicería Birdy Gris Oscuro ayuda a crear un ambiente agradable para conductor y pasajeros. Estos últimos gozan, además, de comodidad tanto en anchura como en longitud.

En lo relativo a comportamiento dinámico, el Citroën C-Elysée destaca por ofrecer una combinación de dinamismo, aplomo y refinamiento para adaptarse a las necesidades y uso de la clientela de todo tipo de países. Con una calidad de rodadura que es seña de identidad de los modelos de la marca, su ancho de vías, la puesta a punto específica de la suspensión y la dirección con asistencia eléctrica garantizan un comportamiento confortable.

Su comportamiento viene determinado, además, por una renovada oferta de motorizaciones. El Citroën C-Elysée equipa la última tecnología Euro6 de Citroën. Dispone de cuatro versiones, tres gasolina y una diésel, entre las que se encuentran los propulsores PureTech y BlueHDi. A la venta en función del nivel de acabado, el C-Elysée equipa el motor PureTech 82, PureTech 82 S&S ETG y VTi 115. En lo relativo a ciclo diésel, cuenta con el BlueHDi 100. Esta berlina registra consumos y emisiones desde 3,8 l/100 km y 98 g/km de CO2.

En cuanto a equipamiento, el Citroën C-Elysée incorpora (en función del nivel de acabado) un variado equipamiento pensado para mejorar la vida a bordo, el confort de conducción y la seguridad: aire acondicionado con display digital, función AC/MAX para una rápida refrigeración del habitáculo, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, ABS y ESP, radio CD MP3 RDS con pantalla integrada y cuatro altavoces, sistema Connecting Box (kit manos libres Bluetooth, toma audio y USB), detector de subinflado de neumáticos, limitador y regulador de velocidad o ayuda al estacionamiento trasero.

Debido a su carácter internacional y polivalente, el Citroën C-Elysée está pensado para soportar todo tipo de usos bajo condiciones climatológicas diversas. Para garantizar su fiabilidad independientemente del contexto, durante el proceso de desarrollo fue sometido a un intenso programa de test, con más de 4 millones de kilómetros recorridos por todo el mundo y en todo tipo de situaciones de marcha (frío, polvo, caminos…).

Nota de prensa: Citroën

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+