lunes, 22 de junio de 2015

Ya está listo el Porsche 918 Spyder

Después de 21 meses de tiempo de producción, el último Porsche 918 Spyder ha salido de la línea de montaje en Stuttgart-Zuffenhausen, de acuerdo con la programación prevista.

El 918 Spyder fue sistemáticamente desarrollado para ser un híbrido de altas prestaciones con tecnología enchufable. Este concepto de superdeportivo híbrido se estrenó en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2010, donde tuvo una espectacular acogida. En el verano de 2010, el Consejo de Supervisión de Porsche AG dio luz verde para su producción.

Cuando se lanzó el vehículo al mercado a finales de 2013, el 918 Spyder representaba la continuación en la serie de superdeportivos que encontramos en la historia de Porsche.



Pero, incluso más que cualquiera de sus predecesores, el 918 Spyder da ahora un fuerte impulso al desarrollo avanzado de las tecnologías para los deportivos del futuro. La clave es un concepto de propulsión que combina un motor de combustión de altas prestaciones con dos motores eléctricos.

Los ingenieros de Porsche definieron un total de cinco modos de funcionamiento. Como en un coche de competición, se activan mediante un "conmutador de mapas" situado en el volante. Porsche aplica su gran conocimiento en híbridos con el fin de preparar los mapas característicos y los algoritmos almacenados en ellos, para controlar las tres unidades de propulsión y otros sistemas. Esta experiencia también se aplicará en propulsiones híbridas futuras.



Además, el coche crea unas importantes bases para la propulsión híbrida del mañana con su concepto de gestión térmica, que cuenta con cinco bucles de refrigeración separados y el innovador refrigerador híbrido, con aire y agua, del motor eléctrico trasero.

Otro ejemplo con implicaciones de futuro: el Porsche 918 Spyder puede convertir de forma rápida más energía cinética en energía eléctrica que el resto de vehículos híbridos, gracias a su control inteligente de la función de generador y frenos convencionales.

Un sistema de recuperación similar se ha implantado en los prototipos 919 Hybrid de la categoría LMP1, con los que Porsche ha logrado un impresionante doblete en las 24 Horas de Le Mans. La plataforma tecnológica 918 también abrió nuevos caminos, con soluciones espectaculares como la carrocería completa de carbono, una aerodinámica completamente variable y un eje trasero direccional adaptativo.



El 918 Spyder encarna las virtudes clásicas de Porsche y establece puntos de referencia de cara al futuro. Por un lado, este vehículo representa prestaciones puras. En septiembre de 2013, el 918 Spyder, con sus 887 caballos de potencia, marcó un nuevo récord para vehículos de carretera con neumáticos de producción en el mítico trazado de Nürburgring, donde paró el cronómetro en 6 minutos y 57 segundos, un registro que no ha sido igualado por ningún otro coche desde entonces.

Con un consumo de combustible de unos tres litros de gasolina por cada 100 kilómetros recorridos, el 918 Spyder gasta menos que la mayoría de los coches pequeños, según el ciclo homologado NEDC.



Porsche también ha implementado ideas innovadoras en el proceso de fabricación del superdeportivo híbrido. La marca de Stuttgart ha registrado patentes sobre muchas de sus innovaciones en ensamblaje y auditoría de calidad, que cumplen con los requisitos ergonómicos más estrictos.

Nota de prensa: Porsche

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+