lunes, 20 de abril de 2015

Smart: Por qué es el mejor coche para la ciudad


El Smart surgió en 1998 como una alocada idea, basada en el concepto de movilidad, que intentaba ofrecer a los conductores un vehículo adaptable a cualquier ciudad, sobre todo aquellas con mayor tráfico, además de mejores opciones útiles de aparcamiento y de circulación por vías estrechas.

La idea fue acertada, el Smart aunaba diseño con la deseada movilidad y resultaba en toda gran urbe un recurso sobre cuatro ruedas excelente en todos los sentidos.

Desde entonces hasta la actualidad, el Smart ha ido evolucionando tanto técnicamente como en diseño, siendo su última "locura" la recuperación de las 4 puertas sin que por ello el espacio haya tenido que ser ampliado.

Una de las mayores ventajas que hemos encontrado en la elección de un Smart como vehículo urbano es la amplia posibilidad de reparación de piezas. En webs como RePuestosAuto.ES hemos encontrado una gran cantidad de recambios disponibles para la marca, a un precio asequible y un excelente tiempo de entrega.

Dado el continuado uso en la urbe de un Smart no es difícil que se gasten o precisen alguna reparación recambios de aire acondicionado, frenos o embrague incluso hasta componentes del sistema eléctrico, de la transmisión o del motor.

Siempre es bueno contar con una casa de repuestos de confianza, aunque es cierto que el Smart es uno de los coches más fiables y económicos actualmente en el mercado, principal ventaja respecto a opciones de la competencia.


Otro de los beneficios que ofrece la marca a sus conductores es la de la personalización. Con ello no sólo da la opción de que cada Smart sea único, sino que además permite acoplar el diseño al estilo de cada conductor, desde un joven que desea moverse por la ajetreada ciudad de noche, hasta un ejecutivo que necesita el coche a diario para acudir a la oficina y a las empresas de sus clientes. Todos los perfiles pueden ser representados en un mismo vehículo, algo inaudito en el sector del motor, donde de normal cada coche se asocia a la personalidad de su conductor.

Por otro lado encontramos vehículos Smart realmente asequibles para cualquier comprador. Los precios oscilan según modelos y especificaciones entre 11.000 y 14.000 euros, con cómodas cuotas que parten de los 100€/mes.



Por descontado, las últimas opciones de configuración digital y mecánica incluidas en modelos de más alta gama, también se presentan en los Smart más actuales, por lo que nada tiene que envidiar de éstos, más bien al contrario. El Smart tiene todo lo que un conductor de ciudad puede necesitar, sólo que ocupa menos espacio para presentarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+