jueves, 9 de abril de 2015

BMW I8: arquitectura, tecnología y respeto al medio ambiente

Es una época de cambios en el sector del automovilismo. La preocupación por el gasto de combustible y la inevitable llegada de tecnologías alternativas hace desviar la mirada hacia nuevos modelos de coche. Como en muchos otros ámbitos, BMW está al pie del cañón en este sentido y vuelca todo el potencial de su tecnología mecánica y electrónica hacia unos modelos que garanticen la máxima eficacia.

Nada es eterno, no obstante, fruto de ello es la necesidad de adquirir repuestos y recambios de cualquier vehículo de forma constante. Si bien, en lo que respecta a BMW prima más la calidad de las piezas para garantizar que la eficiencia de cada modelo se mantenga como el primer día. Si es tu caso, tienes un BMW y necesitas recambios, te recomendamos www.RePuestosCoChes24.ES como la mejor web donde conseguir piezas de la marca, además de por los precios ofrecidos, por la facilidad de uso de la página.

Pero mientras dejas a punto tu coche y disfrutas de una conducción como la ofrecida por BMW, vamos a "picarte la curiosidad" con el nuevo coche del futuro que la marca presenta como su mejor superdeportivo.


Se trata del BMW I8 y quizás ya has oído hablar de él en algunos medios de comunicación, con calificativos como revolucionario, innovador, de arquitectura ligera... todo ello es cierto y por eso no para de ser reconocido como uno de los mejores automóviles del momento. De hecho acaba de conseguir el prestigioso premio World Green Car, todo un hito en la historia de BMW al conseguirlo con un coche híbrido.

El BMW I8 tiene una contundente potencia con 362 CV y la capacidad de alcanzar los 100 Km/h en apenas 4,4 segundos. Pese a ello consume apenas 2,1l/100 Km y sus emisiones de CO2 no rebasan los 49 g/Km. El motor está equipado con BMW TwinPower Turbo para una combinación perfecta con el motor eléctrico. En caso de optar por un uso exclusivo de esta segunda opción, es posible recorrer hasta 37 Kilómetros de forma autosuficiente y alcanzar los 100 Km/h.

Tal y como las nuevas tendencias exigen, el BMW I8 posee varios modos de conducción, en base al estilo de cada uno. Para eficiencia deportiva el modo Sport es la ideal. Para un consumo sostenible, el modo Eco Pro es el ideal.


Su ligereza ayuda a alcanzar estos objetivos de eficiencia, unida a una tecnología de vanguardia. El BMW I8 está construido a base de PRFC, aluminio y vidrio templado delgado. Por otro lado dispone de llantas de aleación de 20" (de fibra de carbono opcionales), faros láser y, por descontado, toda una tecnología de navegación BMW ConnectedDrive que incluye desde regulación de velocidad con sensor de lluvia hasta imagen de visión panorámica o detección de vehículos y personas próximos, entre muchas más vanguardistas ventajas.

Es posible que el BMW I8 se presente como un súperdeportivo no al alcance de todo el mundo, pero en su corazón encierra toda la tecnología, mecánica y diseño que llevarán los coches del futuro. Mientras tanto, seguiremos admirándolo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+