lunes, 23 de febrero de 2015

Diseño y tecnologías de iluminación en Audi

Los sistemas de iluminación de Audi actuales y del futuro se caracterizan por su alta tecnología y espectacular diseño, que ponen de relieve el eslogan "A la vanguardia de la técnica". Audi pone en movimiento las tecnologías de iluminación del vehículo para crear nuevas y dinámicas formas de expresión: las luces del vehículo interactúan intensamente con el conductor y con el entorno.

El siguiente paso: tecnología Matrix láser

Uno de los próximos pasos será la tecnología Matrix láser, en la que un núcleo compuesto de cientos de miles de micro espejos controlados de forma individual divide el haz de luz láser en pequeños píxeles.

Esta tecnología hace posible crear el patrón de luz ideal para prácticamente cualquier situación de conducción, o incluso proyectar información gráfica en la carretera.

Estética: los faros como expresión de los valores de la marca

La iluminación exterior -luces LED de circulación diurna en la parte delantera complementadas con las luces LED traseras- es un importante elemento de diseño, una firma audaz e inequívoca que permite a un Audi ser reconocido como tal incluso a gran distancia.

El avance más reciente son los faros Matrix LED con sus diodos emisores de luz controlados individualmente, que iluminan la carretera de la mejor forma posible sin producir deslumbramientos al tráfico que circula en dirección contraria.

Dinámica: la luz cobra vida

La iluminación en Audi no es sólo una cuestión estética, también lo es dinámica. La luz de freno adaptativa, por ejemplo, emite pulsos durante una frenada de emergencia, y los intermitentes dinámicos indican la dirección hacia la que el conductor va a girar.

El siguiente paso serán los faros Matrix láser, que permitirán crear el patrón de luz ideal para cualquier situación de tráfico, incluyendo zonas en obras. Su resolución extremadamente alta también hará posible proyectar informaciones importantes sobre la carretera, por delante del vehículo, como por ejemplo flechas de navegación.

Los diodos orgánicos emisores de luz (OLED) en la parte trasera o en los laterales del vehículo también añadirán nuevas funciones en el futuro que indicarán al resto de los usuarios las intenciones del conductor. Al frenar, por ejemplo, la luz fluirá rápidamente hacia la parte delantera, complementando así las luces de freno traseras del vehículo.

Interacción: la luz como medio de información

Los sistemas de iluminación de Audi interactuarán con otros usuarios de la carretera y con el propio conductor, convirtiéndose en un medio más de información. En el futuro, una novedosa luz trasera láser que representa la forma de un triángulo de emergencia puede mantener a los vehículos que circulan detrás a una distancia segura en caso de niebla o lluvia.

Y la interacción también llega al habitáculo: en los futuros modelos de Audi se podrán incorporar elementos decorativos con funciones de iluminación que advertirán al conductor de los peligros o les enviarán importantes señales durante la conducción pilotada.

La creación de redes con otros vehículos y con el entorno mejorará aun más la seguridad, y contribuirá a la reducción del consumo de combustible. Los coches podrán, por ejemplo, compartir la tarea de iluminar la carretera para que cada vehículo tenga que emplear la mínima energía posible.

Y de acuerdo con el principio de aprendizaje inducido, los controladores de los faros podrán utilizar los datos que recopilarán ellos mismos para mejorar aun más el patrón de luz. Los algoritmos necesarios para ello podrán almacenarse a bordo o en la nube, en cuyo caso la transferencia al servidor se realizaría a través de la red de telefonía móvil.

Nota de prensa: Audi

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+