miércoles, 16 de julio de 2014

Impresiones del nuevo Škoda Scout: Todo un aventurero


El nuevo ŠKODA Scout se une a los aventureros. Este todocamino único impresiona por su rendimiento de conducción excepcional incluso en carreteras irregulares, su potente tracción a las cuatro ruedas y el robusto aspecto off-road. Al mismo tiempo, las emisiones y el consumo se han reducido hasta en un 20% en relación con el modelo anterior. Además, este vehículo es extremadamente espacioso, muy práctico, incluye sistemas de seguridad y confort de última generación y ofrece una excelente relación calidad/precio.

"El ŠKODA Scout es un familiar todoterreno extremadamente versátil que demuestra la fortaleza de la marca ŠKODA", explica el Presidente del Consejo de Dirección de la compañía, Winfried Vahland. "Un explorador auténtico tiene que ganarse ese nombre en ŠKODA. El Scout tiene un carácter robusto, una gran capacidad de tracción y mayor distancia al suelo. El vehículo reúne los más altos estándares en técnica, estética y estilo. Muchos usuarios buscan coches que tenga un atractivo individual, y el nuevo Scout es la respuesta", añade Vahland.

El nuevo Scout está basado exclusivamente en el Octavia Combi y se lanzará al mercado español en septiembre de 2014. Este modelo forma parte de la gama desde 2007, y con la segunda generación del Scout, el fabricante quiere ampliar el éxito de estE vehículo tan versátil. Entre el 2007 y finales de 2013 se vendieron 53.600 Scout en todo el mundo, un 8% del total de Octavia Combi vendidos en dicho periodo.


Powerful personality
El nuevo ŠKODA Scout muestra un modelo con estilo propio; seguro de sí mismo y distintivo. "El Scout tiene carácter: su llamativo aspecto y la tecnología de tracción 4x4 son una combinación perfecta", explica el diseñador de la marca Jozef Kabañ.

El frontal tiene un parachoques distintivo y específico del Scout con molduras sintéticas en negro, y con una aplicación off-road plateada en la parte inferior. Los faros antiniebla de relieve afilado son exclusivos del diseño Scout, mientras que la parrilla del radiador lleva el logo Scout.

Las molduras laterales negras envuelven el marco de la puerta y los pasos de rueda se extienden hacia ambos lados del vehículo, definiendo así su aspecto lateral. También presenta franjas protectoras en plástico negro y retrovisores exteriores con carcasas de look en aluminio. Las barras del techo de efecto aluminio son opcionales.

La distancia al suelo del nuevo ŠKODA Scout se ha elevado hasta los 171 milímetros, y ahora es 31 milímetros más alta que en el Octavia estándar. El paquete para malas carreteras con protección adicional para los bajos viene de serie, así como las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 220/50 R17.

La parte trasera del Scout se ha diseñado con precisión, con líneas limpias e ininterrumpidas. Hay dos reflectores integrados a izquierda y derecha del parachoques (ojos de gato), mientras que la parte inferior negra incluye una aplicación off-road de color plateado en el medio.


El interior ha sido especialmente diseñado para el ŠKODA Scout. Los marcos de las puertas delanteras llevan escrito el nombre Scout y los paneles son de un diseño Scout único. También el volante multifunción de tres brazos y el pomo del cambio de marchas muestran el emblema Scout. El salpicadero está disponible en el negro clásico o en combinación negra y marrón, mientras que los asientos están disponibles en tela marrón o en combinación cuero/Alcántara, que puede ser negro o marrón.

El Scout es tan espacioso como el Octavia Combi. El compartimento para los pasajeros es uno de los mayores de su categoría con longitud interior (1.782 mm), espacio para las piernas atrás (73 mm) y altura delante y detrás (983 y 995 mm, respectivamente) optimizadas. El maletero tiene una capacidad de 610 litros, y con los asientos posteriores abatidos llega a los 1.740. Al abatir el asiento del acompañante, se pueden transportar objetos de hasta 2,92 metros de largo.

El Scout cuenta también con una serie de características 'Simply Clever' como la alfombrilla de doble cara en el maletero, el elemento de carga plegable, el rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible, el chaleco de alta visibilidad bajo el asiento del conductor, la papeleraen la puertasy los espacios de almacenamiento.




El ŠKODA Scout es un auténtico caballo de carga. El vehículo puede tirar de hasta dos toneladas, un 25% más que antes, y también tiene una gran capacidad para afrontar pendientes pronunciadas. Con mayores ángulos de inclinación delante (16,7 grados) y detrás (13,8), el Scout supera sin dificultades el terreno más exigente. El bloqueo electrónico del diferencial (EDL) permite poner en marcha el coche a bajas velocidades.

El nuevo Scout ofrece un Control de Estabilización Electrónico (ESC), que se puede ajustar para adaptarse a condiciones específicas de conducción con solo pulsar un botón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+