miércoles, 5 de marzo de 2014

El neumático inteligente, presentado por Dunlop

Goodyear Dunlop Tires Europa anuncia la presentación de un nuevo prototipo de neumático en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2014. El neumático está diseñado para mejorar el comportamiento del vehículo en las curvas, así como sus prestaciones de frenado y estabilidad, gracias al vínculo directo entre el microchip implantado en el neumático y el ordenador de a bordo del coche.

El sistema consiste en un microchip que no necesita batería y que se instala en el interior del neumático. El sistema envía información relativa a la presión, la temperatura y los datos de identificación del neumático al ordenador del vehículo. Gracias a esta información, el ordenador central del vehículo puede ajustar automáticamente los algoritmos de control longitudinal y lateral, para mejorar las prestaciones de conducción.



Entre las mejoras que ofrece esta innovación, se cuentan la reducción de la distancia de frenado cuando el ABS entra en funcionamiento, una mejor respuesta en las curvas, mayor estabilidad en caso de derrape y la optimización del vínculo entre el neumático y los sistemas de control de estabilidad, todo ello gracias a la información proporcionada desde el neumático.

“Los avanzados sistemas de control del vehículo que existen hoy en día pueden verse significativamente beneficiados por la información específica comunicada por los neumáticos”, señala Marc Engel, Ingeniero Superior de Goodyear Dunlop. “Siempre hemos pensado que cuando fuésemos capaces de reunir esta información, podríamos ofrecer nuevos niveles a las prestaciones del vehículo. Lo que hoy presentamos es un primer paso concreto en esta dirección, ya que hemos empezado a utilizar la valiosa información que obtenemos del neumático para mejorar y perfeccionar la experiencia de conducción en general; esto supone un importante paso adelante.”

Al introducir los datos del neumático directamente en el sistema, la nueva tecnología ayuda al coche a mejorar su rendimiento general, llegando incluso a reducir la distancia de frenado cuando salta el ABS y mejorando la estabilidad, gracias a la mayor información que recibe el sistema electrónico de control de estabilidad (ESC).

“Las propiedades de un neumático cambian sustancialmente y el tipo de neumático, presión de inflado y temperatura juegan un papel muy importante” añade Engel. “Si el vehículo conoce estas propiedades dinámicas, sus sistemas de control pueden tenerlas en cuenta y ofrecer así unas prestaciones generales mejoradas”

En esta nueva tecnología el chip se inserta en el neumático y no en la llanta. Esto significa que se puede implantar en el chip información específica del neumático. Además, al implantar el chip en el interior del neumático, éste no puede sufrir daños durante el montaje de los neumáticos, como puede ocurrir con otros sistemas que se instalan sobre la boquilla de la válvula. Cuando los consumidores cambien sus neumáticos por otros nuevos con chips implantados, podrán disfrutar las ventajas del nuevo sistema.

Esta tecnología ha sido desarrollada en colaboración con Huf, fabricante líder de sistemas mecánicos y eléctricos de cierre, sistemas de control de la presión de los neumáticos y sistemas telemáticos, para la industria automovilística en todo el mundo.

La compañía ha equipado los neumáticos Dunlop SportMaxx RT con el nuevo sistema y en estos momentos está realizando pruebas para su introducción en el mercado. En esta fase de desarrollo todavía no está programado su lanzamiento al mercado.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+