jueves, 21 de noviembre de 2013

Porsche presenta su todoterreno Macan


Porsche amplía su gama e incluye en ella un vehículo de una categoría completamente nueva. El Macan es el primer modelo Porsche que se inscribe en el segmento de los SUV compactos y viene a establecer nuevos estándares en cualidades dinámicas y diversión al volante, tanto en carretera como en terrenos sin asfaltar. El Macan combina todas las cualidades de conducción típicas que Porsche ha representado desde el principio: máxima aceleración y frenada, motores de gran potencia, agilidad extrema y óptima precisión en la dirección. Y, por supuesto, todo ello unido a un elevado nivel de confort y eficiencia en el uso diario. El ADN deportivo del Macan, igual que en todos los Porsche, es algo que también se reconoce inmediatamente en su diseño.


El nuevo todoterreno de la marca de Stuttgart no tiene rivales en cuanto a un comportamiento que se distingue por sus cambios de dirección planos, sin balanceos. La curvatura del capó y la suave línea descendente del techo acentúan su elegancia deportiva y su dinamismo. Muchos de los elementos de diseño se han tomado de otros vehículos deportivos de Porsche y se han perfeccionado para el Macan, lo que hace reconocible a simple vista que el Porsche Macan es el primer deportivo auténtico en el segmento de los SUV compactos. El Macan es un vehículo con el sello "Made in Germany" y producido en la planta de Leipzig. Porsche ha invertido 500 millones de euros en esta fábrica y ha montado una línea de producción completa con una capacidad de producción de alrededor de 50.000 coches al año, todos ellos construidos con la máxima precisión y los más altos niveles de calidad. Exactamente lo que se espera de Porsche.


La gama Macan se compone de tres modelos para su lanzamiento al mercado. El Macan S está equipado con un motor V6 biturbo de 3.0 litros que desarrolla 340 caballos de potencia y dispone de un sistema activo de tracción a las cuatro ruedas con un embrague multidisco controlado electrónicamente y regulado por unos mapas característicos.


Todas las versiones del Macan incorporan este sistema de tracción integral. Una caja de cambios de doble embrague y siete velocidades transfiere la potencia según las necesidades y prácticamente sin que haya interrupción del par, lo que permite al vehículo acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos (5,2 segundos con el paquete Sport Chrono opcional). El coche alcanza una velocidad máxima de 254 km/h y sus cifras de consumo de combustible en el ciclo homologado NEDC*) varían entre 9,0 y 8,7 l/100 km, lo que corresponde a unas emisiones de CO2 entre 212 y 204 g/km.


El Macan S Diesel es la versión más eficiente del trío Macan. Su motor V6 turbodiésel de 3.0 litros tiene un consumo homologado en el ciclo NEDC*) de entre 6,3 y 6,1 l/100 km, equivalente a unos valores de emisiones de CO2 que van de los 164 a los 159 g/km. Aún así, el Macan S Diesel acelera de 0 a 100 km en sólo 6,3 segundos (6,1 segundos con el paquete Sport Chrono), gracias a sus 258 caballos de potencia, y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h.


Como modelo cumbre de la serie Macan, el Turbo se presenta como el vehículo más potente en el segmento de los SUV compactos. El motor V6 biturbo de 3.6 litros, que se utiliza por vez primera en la gama Porsche, ofrece una inigualable potencia de 400 caballos e impulsa al coche de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Con el paquete Sport Chrono es posible lograr esa aceleración en apenas 4,6 segundos. Aunque su velocidad máxima es de 266 km/h, el Macan Turbo ofrece cifras de consumo de combustible en el ciclo NEDC*) que van de los 9,2 a los 8,9 l/100 km, con valores de emisiones de CO2 entre 216 y 208 g/km.


El nombre Macan proviene de la palabra indonesia tigre. Y el Macan hace realmente honor a su nombre: potente y preparado para lanzarse en cualquier momento, además de ser ligero y resistente en todos los terrenos. La última evolución de la tracción a las cuatro ruedas, conocida como Porsche Traction Management (PTM), es sin duda uno de los sistemas de este tipo más eficaces del mundo. Con el lanzamiento del Macan, Porsche ofrece ahora una gama de vehículos deportivos de tracción total sin precedentes.


Al echar un vistazo a los datos de prestaciones se ve claramente que el Macan ha sido diseñado con la agilidad en mente. Otras señas de identidad inconfundibles son sus dimensiones, así como los neumáticos mixtos montados sobre grandes llantas. Los motores, el sistema de tracción y la transmisión de doble embrague y siete marchas Porsche Doppelkupplung (PDK) proporcionan al vehículo un gran dinamismo y eficiencia, tanto dentro como fuera de la carretera, lo que aporta una auténtica experiencia de conducción Porsche. Los asientos del conductor y los pasajeros están situados en la posición baja típica de los deportivos.


El equipamiento de serie del Macan es muy amplio e incluye la tracción a las cuatro ruedas, la transmisión PDK, el volante deportivo multifunción con levas de cambio, grandes neumáticos y un sistema de audio de altas prestaciones, así como un portón trasero de accionamiento eléctrico. Además, la lista de opciones contiene otros componentes destacados, como la suspensión neumática, un elemento del que sólo el Macan dispone en este segmento. Otra opción especial en el Macan es el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), especialmente puesto a punto para este modelo.


El sistema consiste en la distribución variable de par a las ruedas traseras, y trabaja de forma conjunta con un diferencial autoblocante electrónicamente controlado para el eje posterior. La lista cuenta también con una de las opciones más solicitadas en la gama Porsche, las luces dinámicas que forman parte del Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS Plus), un sistema que adapta de forma continua el haz de luz según el tráfico que circula por delante o en sentido contrario.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+