lunes, 28 de octubre de 2013

Robert Kubica, campeón WRC2 2013


Dominadores sobre el asfalto y después perfectos administradores sobre tierra, Robert Kubica y Maciek Baran se han llevado su quinta victoria del año en el Rally de España. El polaco se lleva así el campeonato FIA WRC2 al final de una temporada ejemplar y se pondrá por fin al volante de un DS3 WRC en el próximo Rally de Gran Bretaña.

Séptimo y último rally del programa de Robert Kubica en WRC2, el Rally de España era una gran oportunidad para el polaco, que podía hacerse con el título si terminaba en el podio. Vencedor de cuatro pruebas (Grecia, Cerdeña, Alemania y Francia), el piloto del Citroën DS3 RRC conseguía terminar con una victoria y recogiendo el máximo de experiencia en la única prueba mixta del campeonato.

Tras empezar desde la escalinata de la catedral de Barcelona, los participantes disputaban tres especiales de noche el viernes. Desde el primer crono, de 21km, Robert Kubica ¡conseguía una ventaja de 26’’ sobre su rival más inmediato! Al final terminaba la etapa nocturna con más de 50’’ sobre Elfyn Evans.

Siguiendo a un ritmo muy alto al día siguiente, mejoraba su margen en primera posición a un ritmo de medio segundo por kilómetro. A mediodía, la diferencia era de 1’31’’0. Autor del mejor tiempo en las ocho primeras especiales, Robert no se relajaba en la superespecial de Salou. Evans abandonaba entonces, lo que le dejaba con una ventaja de cuatro minutos sobre el segundo.

Con ese margen, la tercera jornada se limitaba a llegar a la meta sin comprometer el resultado. Manteniendo la concentración, Robert cedía algunos segundos en las primeras especiales. Con el mejor tiempo en las dos últimas especiales, vencía finalmente con una ventaja de 5’15’’8 sobre Yazeed Al-Rajhi.


Con 144 puntos de un máximo de 150 posibles, Robert Kubica se convierte en el primer campeón WRC2 de la historia. Un título que le recompensa por una temporada llena de descubrimientos: «Puede que penséis que este resultado ha sido fácil, pero puedo aseguraros que ha sido difícil de principio a fin. Cuando empecé en Portugal, era mi primer rally de tierra y tenía que encontrar la respuesta a cientos de preguntas. Luego cada prueba era completamente distinta de las anteriores, incluyendo sobre asfalto. Quiero dar las gracias a todos los que han contribuido a este éxito, empezando por Citroën Racing, PH Sport y mi patrocinador Lotos, sin los que no estaría aquí hoy. »

Robert también reconocía que no se recreará demasiado en este éxito, ya que prefiere concentrarse en futuros retos: «De hecho, realmente no llegué a celebrar mi victoria en el Gran Premio de Canadá de 2008, así que no hace falta que esperéis grandes demostraciones por mi parte. Si la gente se alegre porque yo haga buenos resultado, entonces yo me alegro por ellos. Recordaré especialmente la forma en la que he mejorado y cómo he progresado sobre tierra a pesar de los límites que me impone mi brazo… Aún me queda mucho trabajo por delante para estar totalmente satisfecho, porque soy muy exigente conmigo mismo. »

Como recompensa por su actuación, Robert Kubica y Maciek Baran estarán en la salida del Rally de Gran Bretaña (13-17 de noviembre) al volante del DS3 WRC del Abu Dhabi Citroën Total World Rally Team.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+