lunes, 14 de octubre de 2013

50 Aniversario del Chevrolet Malibú


En 1964, un litro de gasolina costaba unos 10 centavos, y una entrada de cine, 1,25 dólares. El índice Dow Jones cerraba el año en 874 y los Beatles hacían su aparición histórica en el show de Ed Sullivan. También fue el año en que Chevrolet lanzó el Malibu.

Cómo cambian las cosas en medio siglo…


Elegante para su época, el Malibu debutó a mediados de los 60 como el primer Chevrolet «intermedio», y también fue uno de los primeros coches medianos de Estados Unidos. Hasta entonces, la gama de turismos de Chevrolet se componía de modelos de tamaño estándar, abanderados por el Impala, además del compacto Chevy II (Nova), el Corvair y el Corvette.

El Malibu, que debe su nombre a la zona de Los Ángeles donde nació la “cultura de la playa” de los 60, era el modelo superior de tamaño intermedio, formato en el que también se ofrecían el Chevelle -como modelo básico- y El Camino. Fue aclamado por su sólida construcción -con carrocería sobre bastidor- y la dinámica suspensión delantera con muelle helicoidal.

1ª generación – 1964-1967


Aunque en un principio se presentó como un sedán familiar de gama alta, el primer Malibu pronto se vio arrastrado a la guerra de los muscle cars de los 60, y poco después de su lanzamiento apareció el deportivo Malibu SS. En 1966, el Chevelle SS tomó el testigo de los muscle cars de Chevrolet, y el Malibu siguió siendo el modelo superior, hecho a medida para el creciente número de clientes de áreas residenciales, que buscaban un vehículo espacioso pero eficiente para sus largos desplazamientos diarios.

2ª generación – 1968-1972


Basados en la plataforma intermedia original, las dimensiones de los modelos de 1968-1972 pasaron a tener una batalla ligeramente más corta (284 cm) en el caso de los coupés y los descapotables, mientras que los sedán y los station wagon presentaban una batalla más larga (294 cm). Al igual que los modelos de 1964-1967, las versiones de la segunda generación incorporaban cada año rasgos de diseño distintivos.

3ª generación – 1973-1977


El Malibu de tercera generación lanzado en 1973 presentaba un nuevo bastidor que mantenía las batallas anteriores de 284 o 294 centímetros. Sin embargo, para adaptarse a la nueva normativa federal sobre resistencia a impactos, las carrocerías ganaron unos 12,5 centímetros de largo y 2,5 de ancho. Durante un breve periodo, el Laguna con diseño a la europea destronó al Malibu como máximo exponente de los modelos medianos.


4ª generación – 1978-1983


A partir de 1977, Chevrolet descartó el Chevelle y reservó la siguiente generación de vehículos medianos más compactos al Malibu, cuyo nombre quedó íntimamente ligado al de vehículo mediano desde 1978. Equipados con motores V6 o V8, estos modelos eran unos 30 centímetros más cortos y pesaban alrededor de 225 kilogramos menos. Incluso había un paquete especial para coches de policía.

5ª generación – 1997-2003


Tras un lustro de modelos de la cuarta generación, el sol se puso en Malibu entre 1984 y 1997, año en que renació como un nuevo sedán con tracción delantera y motor de cuatro o seis cilindros. Fue nombrado Coche del Año 1997 por la revista Motor Trend.

6ª generación – 2004-2007


El Malibu adoptó la premiada arquitectura global de GM en 2004, pasando a ofrecer más tecnología, eficiencia y prestaciones. Además, volvió el Malibu SS con un motor 3.9L V6 de 240 caballos. La gama del Malibu también incluía el sedán ampliado Malibu Maxx de cinco puertas, que ofrecía más capacidad de carga y diversas innovaciones, como el asiento trasero reclinable, que además se podía deslizar 17,5 centímetros hacia delante y detrás.

7ª generación – 2008-2012


Basados en una versión perfeccionada y más alargada de la arquitectura presentada en el Malibu de 2004, los modelos de la séptima generación ofrecían niveles superiores de refinamiento, prestaciones y eficiencia, así como medidas de seguridad más avanzadas, como los airbags laterales de cortina, que venían incluidos de serie. Fue elegido Coche del Año en Norteamérica durante el Salón Internacional de Detroit en 2008.

8ª generación – 2013-2014


Rediseñado para 2013, Chevrolet ha perfeccionado aún más el Malibu del año 2014, que ahora ofrece mayor eficiencia, nuevas opciones de conectividad, mejoras de confort y una estética renovada de gama alta. Es el primer vehículo del segmento con tecnología Start/Stop de serie y está disponible con un motor 2.0L turbo de 259 caballos, un hito más en un legado de altas prestaciones que dio sus primeros pasos hace 50 años.

El Malibu de 2014 es una sofisticada berlina que ofrece unos niveles de eficiencia, confort y conectividad impensables en 1964. Comparado con el modelo de 2013, el nuevo motor de serie 2.5L con tecnología Start/Stop contribuye a reducir un 14% el consumo en ciudad (10,6 km/l) y un 6% en carretera (15,3 km/l).

El Malibu de 2014 es la octava generación de este modelo y su motor de serie 2.5L y cuatro cilindros ofrece un 65% más de potencia que el motor original 3.2L de seis cilindros incluido de serie con el Malibu. Los avances tecnológicos también se aplican a las prestaciones de seguridad, confort y conectividad. Lo que no ha cambiado es la vocación del Malibu: ofrecer un coche mediano elegante que “nunca pase de moda”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+