miércoles, 11 de septiembre de 2013

Más hermoso y dinámico imposible: Audi Nanuk


Audi presenta en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt el concept-car Audi nanuk quattro concept. Su concepto crossover combina el dinamismo de un deportivo de alto rendimiento con la competencia de la tracción quattro de Audi en carretera, en circuitos de competición y en terrenos sin asfaltar. El motor V10 TDI marca la pauta en lo referente a potencia y eficiencia.

Audi ha desarrollado el concept-car Audi nanuk quattro concept en estrecha colaboración con los diseñadores de la empresa italiana Italdesign Giugiaro. Nace así un deportivo para todas las situaciones de la vida y para todo tipo de superficies: circuitos de competición, autopistas, carreteras comarcales con muchas curvas, terreno sin asfaltar, con arena o con nieve. El concepto crossover combina el dinamismo de un deportivo con motor central con la versatilidad de un vehículo recreacional deportivo.


Como motor del biplaza actúa un V10 TDI de nuevo desarrollo montado de forma longitudinal por delante del eje trasero. El poderoso motor, con una cilindrada de 5 litros, rinde 544 CV (400 KW) y genera ya a 1.500 rpm un par motor de 1.000 Nm. Cuenta con sobrealimentación por doble turbocompresor, y sistema de distribución variable Audi valvelift system (AVS). La presión de inyección en el sistema common rail asciende a 2.500 bar. Un cambio S tronic de siete velocidades reforzado, situado detrás del motor, transfiere el par al sistema de tracción quattro, adaptado específicamente a esta caja de cambios.

El Audi nanuk quattro concept pesa en vacío unos 1.900 kg. Acelera de 0 a
100 km/h en 3,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 305 km/h. El consumo medio se limita a 7,8 litros de combustible a los 100 kilómetros, todo un récord del que también son partícipes la innovadora gestión térmica con sus circuitos de refrigeración separados y la bomba de aceite de regulación continua. Cuenta con llantas de 22 pulgadas y discos de freno fabricados en material cerámico reforzado con fibra de carbono.

Preciso e inquebrantable: el diseño exterior
La carrocería está formada por componentes de material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) pintados en color rojo. En el frontal se presenta una parrilla Singleframe hexagonal en una versión muy plana. Un fino marco de aluminio rodea su rejilla.

El Audi nanuk quattro concept tiene una batalla de 2.710 milímetros. Su longitud es de 4.541 milímetros, su anchura a 1.990 milímetros y su altura a
1.337 milímetros.


En el frontal, las grandes entradas de aire están desplazadas hacia atrás. En cada una de ellas, tres barras dispuestas en vertical dividen su interior. El blade, que constituye la parte final inferior del paragolpes integra ranuras para la conducción del aire. Los cuatro aros se han colocado en la parrilla Singleframe.


Las puertas se abren oblicuamente hacia arriba, a modo de tijera. Sofisticadas cámaras, con forma de ala, reemplazan los retrovisores exteriores. Detrás del hueco para la puerta encontramos un gran sideblade vertical, como en el deportivo de altas prestaciones Audi R8, que suministra al V10 TDI su aire de admisión. El segundo blade más pequeño detrás de la ventanilla lateral es móvil y da entrada al aire de ventilación del vano motor.

El difusor alberga los dos tubos finales del sistema de escape, que son redondos y de grandes dimensiones. Una gran luneta trasera permite ver el motor TDI. El equipaje de mano de los pasajeros se guarda en la parte delantera del vehículo, donde hay espacio de almacenamiento para dos maletas tipo trolley o una bolsa de golf.


Centrado en el conductor: el interior
En su interior, el Audi nanuk quattro concept se ha reducido a lo esencial, con un claro enfoque hacia el conductor. El tablero de instrumentos parece flotar y realza las líneas horizontales y la anchura del automóvil. Se apoya sobre estribos de aluminio en la consola central, que a su vez incorpora cómodas almohadillas como apoyo para las piernas. Además de muchos portaobjetos hay también un elemento de sujeción de un material suave en las puertas.

En lugar de esferas y agujas físicas, el showcar posee un cuadro de instrumentos de libre configuración; el conductor puede consultar cuando lo desee distintos indicadores e información. Dos pequeñas pantallas en la zona de los montantes A, que actúan como retrovisores exteriores digitales, muestran las imágenes de las cámaras en las puertas. La misma función asume el display central montado en el revestimiento interior del techo, que reemplaza al retrovisor interior.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+