miércoles, 28 de agosto de 2013

Te desvelamos todos los secretos del Peugeot 208 Hybrid FE


En el próximo Salón de Frankfurt, Peugeot y Total mostrarán su demostrador tecnológico 208 HYbrid FE, un full hybrid de gasolina no plug-in de excepcionales características. Pero por anticipado, en Nuevo Coche te desvelamos todos los secretos que esconde este híbrido.

208 HYbrid FE, integrante de la estrategia híbrida de la Marca
El objetivo en términos de emisiones de CO2 es ambicioso. Se trata de alcanzar los 95 g/km de media ponderada de los vehículos nuevos vendidos en Europa en 2020.

HYbrid4, la hibridación diesel-eléctrica, se inscribe en esta tendencia. Lanzada en primicia mundial por Peugeot en el 3008, se amplió posteriormente a los 508 RXH y 508. Los 28.000 clientes de la tecnología HYbrid4 han descubierto un placer de conducción inédito que conjuga prestaciones, facilidad de uso, silencio y respeto al medio ambiente con registros de CO2 a partir de 88 g/km.

En efecto, esta tecnología revolucionaria asocia gasolina y aire comprimido para responder a las expectativas de los conductores y a los retos automovilísticos.

En la generación actual de vehículos del segmento B, el HYbrid Air reduce notablemente el consumo y las emisiones de CO2. En el test del ciclo de homologación, las cifras se establecen en apenas 2,9 l/100 km y 69 g/km. Esta tecnología es una etapa clave hacia el objetivo de la reducción del consumo a sólo 2,0 l/100 km. El 208 HYbrid FE reúne innovaciones que permiten alcanzar esa cifra récord.


El diseño Peugeot, naturalmente eficiente
En el 208 HYbrid FE, el aire es canalizado por la parrilla flotante cuyo diseño se ha revisado para reducir la permeabilidad en un 40%, a sólo 5 dm². En efecto, con la evolución efectuada en el motor, sus necesidades de refrigeración son inferiores.

En los laterales de la carrocería, la simpleza de elementos facilita la progresión de los flujos de aire. Los neumáticos especialmente desarrollados por Michelin son de tipo Tall&Narrow, es decir, de gran diámetro y poca anchura. Calzan unas llantas de 19’’ en aluminio en las que unos deflectores aerodinámicos en carbono cierran el espacio entre los brazos.

Unas cámaras de video se encargan proyectar sus imágenes en el retrovisor interior. Así, queda sólo en la parte exterior un pequeño soporte, que evoca disciplinas deportivas, como la resistencia. La vía trasera contribuye a la eficiencia con un estrechamiento de 40 mm que ayuda a reducir el Cx. Finalmente, el diseño del techo se prolonga en un movimiento casi horizontal y genera un alerón sobre el portón trasero.

La parte trasera, de estilo coupe, dispone en su parte inferior de un extractor de aire que evacúa los flujos que circulan sin obstáculos por los bajos del vehículo gracias a su fondo plano. Finalmente, para reducir al máximo la huella medioambiental, los faros de LED del 208 HYbrid FE disponen de pequeñas derivas verticales, inspiradas en el concept-car Onyx. Estos apéndices envían los flujos de aire lo más lejos posible de la carrocería minimizando así las turbulencias generadas.

Un ahorro notable de peso: 20%
Cuando se presentó, el Peugeot 208 revolucionó la oferta del segmento, especialmente por su peso a partir de 975 kg en el acabado Access. Esta cifra es muy notable pero en el futuro, los vehículos deberán ser todavía más ligeros pero garantizando confort y seguridad.

Materiales compuestos
El 208 HYbrid FE utiliza materiales punteros muy innovadores desarrollados por la dirección de polímeros de la rama de refinamiento-química de Total y por sus dos filiales CCP Composites y Hutchinson.

Recogido en la línea de montaje, el 208 conserva su estructura metálica. Elementos en material compuesto sustituyen a los paneles de carrocería y al piso, con lo que el peso del monocasco se reduce de 295 a 227 kg. La piel exterior de una sola pieza (20 kg), el fondo plano (8 kg), los paneles de puertas (2 x 3 kg) y el parachoques delantero son de fibra de carbono. El capó (5 kg) y las aletas (2 x 1 kg) son en compuesto VER/Carbono, un material que reduce a la mitad el peso y mantiene unas propiedades mecánicas equivalentes. Se obtiene a partir de un nuevo tipo de resina que puede emplearse en bruto pero que también puede pintarse o tintarse en origen.

Finalmente, y con excepción de los cristales de las puertas, el resto de lunas son en policarbonato, lo que permite ganar 5 kg. Aporta una reducción de peso de más del 50% en relación al cristal clásico.

Ejes rodantes inéditos
El 208 HYbrid FE reposa sobre ejes de tipo Pseudo McPherson que incluyen una lámina de material compuesto de tipo “resina de fibra de vidrio”, montada en posición transversal. Esta pieza sustituye a otras varias. como muelles de suspensión, triángulos inferiores y barra estabilizadora. La lámina delantera presenta una elasticidad variable a lo largo de su superficie. Desarrolladas y fabricadas por Hutchinson, estas dos láminas ahorran 20 kg.

Por sus dimensiones, las ruedas 145/65 R19 reducen en un 20% la resistencia a la rodadura. Asimismo requieren menos esfuerzo de volante para orientarlas, con lo que permiten eliminar la asistencia de dirección, se gana espacio bajo el capó y se reducen consumo y peso.

Las llantas alojan discos de freno de grandes dimensiones: 380 mm de diámetro por un grosor de 9,6 mm. Disponen de pinzas de cuatro pistones, de 44,5 mm delante y de 31,8 mm detrás. Al frenar, el menor esfuerzo sobre el pedal y la intervención del motor eléctrico permiten eliminar la asistencia de frenada.

Un habitáculo para cinco personas
El 208 HYbrid FE tenía que conservar la habitabilidad interior del modelo de serie. El resultado lo certifica: un coche muy sobrio también puede acoger a cinco personas y su equipaje. Sólo se ha eliminado el climatizador por su notable impacto sobre el consumo.

Un grupo propulsor eficiente y de elevadas prestaciones
El 208 HYbrid FE está propulsado por un motor híbrido gasolina-eléctrico que asocia una evolución del tres cilindros gasolina de última generación a una batería eléctrica y a un motor eléctrico procedentes del programa de resistencia de Peugeot Sport. Una centralita del motor y un sistema de control específico gestionan el conjunto de la cadena de tracción. A nivel global, el rendimiento del sistema de propulsión mejora en un notable 10%.

Motor de gasolina 1.2 VTi-FE de alto rendimiento
El motor de tres cilindros ha recibido diferentes evoluciones: optimización del ciclo, reducción de las pérdidas por fricción, gestión térmica… Todos estos avances se concretan en un consumo reducido en un 10%, manteniendo la potencia de 68 CV (50 kW).

El ciclo Miller se ha acentuado y la relación de compresión se ha elevado de 11:1 a 16:1 para aumentar el rendimiento termodinámico. Esto, que podría provocar el auto-encendido de la mezcla, algo potencialmente peligroso para el motor; se evitado trabajando en diferentes innovaciones.

Estas diferentes evoluciones no buscan, en todos los casos, potencia a alto régimen. Por ello, la cilindrada se ha aumentado hasta 1.233 cm3 mediante el aumento del diámetro y la carrera (75 x 93 mm) para conservar los 68 CV (50 kW). Esta progresión beneficia por su parte al par máximo, que aumenta en un 25%.

Carburante y lubricante
El 208 HYbrid FE supera el ciclo de emisiones de CO2 con un carburante Súper 95 de referencia. Los aditivos de prestaciones de tipo Excellium, desarrollados por Total aditivos y carburantes especiales, permiten por si mismos reducir las emisiones de CO2 de este motor en más de un gramo extra por kilómetro.

Un aceite de motor específico, con una muy baja viscosidad ha sido desarrollado por Total Lubricantes a partir de aceites de base ultra-fluidos y con la adición de reductores de fricción al molibdeno.

Una hibridación derivada de las carreras de resistencia
Peugeot Sport ha trasladado a este proyecto su experiencia en la categoría de resistencia. Así, el motor eléctrico y la batería son los que se desarrollaron para el 908 HYbrid4.

Una arquitectura específica
La máquina eléctrica combina potencia y ligereza ya que, con 7 kg, desarrolla 30 kW en motor y 100 kW en frenada. En los dos modos, su par máximo es de 30 Nm. Proporcional a la velocidad del vehículo, su régimen máximo es de 40.000 rpm.

La batería de iones de litio, con una capacidad de 2 MJ útiles o de 0,56 kWh, está compuesta por 90 células de 3,5 V cada una dispuestas por grupos, lo que permite en caso de un problema, aislar los elementos defectuosos y asegurar la movilidad del vehículo. Para garantizar la buena refrigeración de este elemento estratégico, Total ha desarrollado un aceite específico que circula por un radiador propio.

La batería, que pesa 25 kg, está situada, junto al depósito de gasolina de 20 litros en una estructura que se atornilla a los bajos del coche a la altura de la banqueta trasera. En este caso, la experiencia deportiva justifica esta ubicación por su mejor centrado de masas.

El modulador y la centralita están situados bajo el capó en el espacio que deja libre la asistencia de frenos. La hibridación no tiene, por tanto, ningún impacto en el interior del coche, que conserva intacta su habitabilidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+