martes, 27 de agosto de 2013

Peugeot 308 R Concept, temperamento salvaje

La deportividad forma parte de los genes de este concept-car radical y, por tanto, sólo podía vestirse íntegramente con los colores que identifican ese universo ultra-deportivo. La interpretación es innovadora y única. La parte delantera está realizada en color rojo opaco con una base fluorescente para darle un aspecto llamativo. Este color entra en contraste con un negro azulado texturado en la parte trasera. Los dos colores se funden en un degradado de líneas con una transición inspirada en el supercar Onyx.

308 R Concept

Los elementos específicos de carrocería que distinguen al 308 R Concept del Nuevo Peugeot 308 no se han añadido, sino que se han integrado. Realizados en carbono, las puertas, las aletas delanteras, los bajos de caja laterales, el capó y los parachoques delantero y trasero están fijados en la estructura metálica que sólo conserva el techo y el portón trasero del coche de serie.

Enfrentándose con fiereza a la carretera, la parte delantera es agresiva con sus tres entradas de aire inferiores que se estiran a lo ancho de todo el parachoques que cubre una ampliación de las vías de 30 mm en cada uno de sus extremos. La entrada central está compuesta de finos listones horizontales encuadrados por un marco Dark Chrome azulado. Las entradas laterales están revestidas por una rejilla de carbono. Este conjunto, que parece devorar la carretera, lleva hasta el motor el aire fresco necesario para la alimentación y la refrigeración de sus 270 CV. El flujo de aire escapa del capó por las dos rejillas abiertas en las líneas de carácter, continuidad del bloque definido por la parrilla.

Esta última, con un junquillo Dark Chrome azulado, gana verticalidad por el innovador trazado de su rejilla. Sobre un fondo negro mate, ésta se compone de elementos que generan un damero cuyo volumen se percibe visto de lado. Desde el frontal, el efecto de perspectiva se crea gracias a las dimensiones evolutivas de cada uno de los elementos situados a ambos lados del León.

Los faros Full LED, derivados del modelo de serie y con mirada felina están sólidamente adheridos al parachoques mediante unos dientes trabajados en 3D. Los seis grupos de LED contribuyen al aspecto decidido del 308 R Concept.

Además, los faros inician el musculoso movimiento de las aletas delanteras y de la línea de cintura que conecta con los pilotos traseros. Esta línea alarga el capó y envuelve la carrocería en un movimiento fluido y dinámico.


El retrovisor exterior, aéreo, está integrado por una lámina de carbono fijada a la carrocería. Pese a su extrema finura aerodinámica, integra la guía de luz del intermitente de LED con un diseño rompedor. En su parte superior, se integra en la carrocería y en el cristal formando un conjunto que confirma que la pureza no está reñida con la radicalidad.

De perfil, el chasis rebajado en 26 mm queda subrayado por unos bajos de caja con un embellecedor negro mate. Éstos unen los pasos de rueda cuyas formas redondeadas, muy sugestivas, alojan las ruedas de 19” con un diseño de tulipán. En cada llanta, el León está realizado en Lion Dark Chrome azulado mientras que uno de los cinco brazos exhibe el logo R en rojo opaco.

El juego de luces que provoca la línea de carácter que recorre las puertas dinamiza el coche proyectándolo hacia delante. Por otro lado, la parte superior, conservada en su totalidad, remite al espacioso habitáculo del Nuevo Peugeot 308. En esta zona, sólo cambia el alerón, más largo para generar un apoyo superior a alta velocidad así como los vierteaguas, ahora en negro mate.

Por detrás, el 308 R Concept parece un felino dispuesto a saltar sobre su presa. La forma piramidal de la parte trasera, con sus pasos de rueda marcados, fija el coche al suelo.

De los pilotos traseros donde emergen las tres garras dibujadas por los LED, salen las líneas laterales interrumpidas de golpe por el ensanchamiento de las aletas. Con ello queda perfectamente visible el pliegue pronunciado fruto del ancho eje trasero, símbolo de estabilidad en este mundo de altas prestaciones. Rematando este estilo radical, las dos salidas de escape simétricas salen al exterior a través de embellecedores en negro lacado que enmarcan los extractores de aire.

En esta vista particularmente furtiva del coche, destacan algunos detalles en rojo como los pilotos, el interior de las salidas de escape y el alerón trasero que parecen, todos ellos, en sustentación.


Un temperamento salvaje

El 308 R Concept está predispuesto a un comportamiento incisivo por su compacidad, sus cortos voladizos y su ligereza. Para explotarlo al máximo, el puesto de conducción es ideal gracias al Peugeot i-Cockpit. Su diseño, de carácter puro y fuerte, promete sensaciones completamente nuevas.

“El Peugeot i-Cockpit es una innovación muy importante para el automovilista que ahora se integra en su coche como si formara parte de él. En un vehículo ultra-deportivo, ésta es una ventaja determinante.”
Vincent Devos, Jefe de proyecto del Nuevo Peugeot 308

Para el piloto, la conducción es tan simple y tan evidente como la gestión de la trayectoria. El volante, de dimensiones compactas, facilita la colocación del coche y aumenta las sensaciones de conducción. La instrumentación, en posición elevada, está orientada hacia la mirada del conductor. Con un diseño de gran precisión, facilita la lectura de la información, que se convierte en instantánea sin necesidad de apartar la vista de la carretera. Finalmente, la gran pantalla táctil de 9,7’’ concentra los mandos para una ergonomía simple e intuitiva.

Peugeot Sport ha desarrollado motor, cambio y suspensiones para crear un concept-car impresionante. Bajo el capó se esconde un motor compacto pero más que generoso, el mismo que se ha lanzado en serie en el nuevo Peugeot RCZ R. Los ingenieros han conseguido extraer 270 CV de una cilindrada de sólo 1.598 cm3. La potencia específica alcanza así un nivel récord con casi 170 CV/l y unas emisiones de CO2 contenidas de sólo 145 g/km, lo que equivale a un consumo de 6,3 l/100km.

Este rendimiento increíble exige piezas específicas para asegurar un funcionamiento fiable. Así, se han reforzado numerosos elementos: bloque motor con un tratamiento térmico antes del mecanizado, pistones forjados con un recubrimiento de aluminio utilizado habitualmente en competición de alto nivel, cojinetes de bielas de polímero, nuevos pistones con refuerzo doble, etc.

Estas evoluciones permiten al motor 1.6 THP 270 desarrollar su potencia máxima a 6.000 rpm y generar un par elevado disponible en un amplio margen de utilización (330 Nm entre 1.900 y 5.500 rpm). La potencia pasa a las ruedas delanteras mediante una caja de cambios manual de seis velocidades. Para explotar todo el potencial del motor, el eje delantero está dotado de un diferencial de deslizamiento limitado Torsen. Su aportación queda clara en las fases de aceleración y de frenada con un aumento de la estabilidad y en las curvas, donde permite mantener trayectorias cerradas.

El 308 R Concept cuenta con un sistema de frenos a la altura de las prestaciones que consigue. Los discos Alcon tienen unas dimensiones impresionantes: 380 mm de diámetro y 32 mm de grosor delante y 330 mm y 22 mm detrás. Montados flotantes sobre un cubo de aluminio, los discos tienen pinzas fijas de cuatro pistones. Esta potencia de frenado espectacular pasa al suelo a través de los neumáticos 235/35 R19.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+