jueves, 15 de agosto de 2013

5 razones por las que el Audi RS Q3 es el más potente del mercado


El automóvil más potente fabricado en serie en España es un Audi. Porque el RS Q3, el primer SUV que incorpora las siglas que identifican a los modelos más deportivos de la marca de los cuatro aros, se fabricará, al igual que el resto de la serie Q3, en Martorell. Su motor 2.5 TFSI de cinco cilindros desarrolla 310 caballos de potencia, una cifra que no alcanza ningún otro modelo fabricado en serie nuestro país. Pero además de esta incuestionable realidad, aquí hay otras 5 razones por las que el Q3 no tiene rival en el mercado:

  1. El Audi RS Q3 ha sido desarrollado por quattro GmbH, filial al 100 % de AUDI AG. Pero como el resto de los Audi Q3, será fabricado en la factoría del grupo de Martorell, lo que le convertirá en el vehículo de serie más potente producido en nuestro país. Llegará al mercado en otoño, con un precio de 62.400 euros.
  2. Bajo el capó del RS Q3 se encuentra el 2.5 TFSI, un motor de inyección directa con turboalimentación que desarrolla, con una cilindrada de 2.480 cc, una potencia máxima de 310 CV entre las 5.200 y las 6.700 revoluciones. Su par motor máximo de 420 Nm está disponible en el rango entre 1.500 y 5.200 rpm. Ambos valores convierten al RS Q3 en un modelo sin rival en su categoría, y no existe ningún vehículo de producción en serie fabricado en España con un motor tan potente.
  3. El 2.5 TFSI acelera el Audi RS Q3 de 0 a 100 km/h en tan solo 5,5 segundos: la mejor marca en este segmento. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. En el RS Q3, el motor de cinco cilindros de Audi trabaja por primera vez de serie con un sistema start-stop. Otras medidas de eficiencia, tales como una bomba de aceite regulada que transporta el lubricante conforme a la demanda, contribuyen al bajo consumo promedio de 8,8 litros de combustible a los 100 km.
  4. Para la transmisión de fuerza se ha optado de serie por un S tronic de siete velocidades, con una séptima velocidad que se caracteriza por una transmisión larga, lo que redunda en una reducción del consumo. La piedra angular de la tracción integral permanente quattro, característica de todos los modelos RS de Audi, la constituye aquí un embrague multidisco de regulación electrónica y accionamiento hidráulico que permite distribuir las fuerzas motrices entre los ejes delantero y trasero en función de las necesidades. El tren de rodaje deportivo RS rebaja en 25 mm la altura de la carrocería del SUV compacto de altas prestaciones. La batería se aloja en el maletero, a fin de mejorar la distribución del peso. Las ruedas traseras con suspensión independiente son guiadas por cuatro brazos.
  5. Audi realizó inversiones de más de 300 millones de euros en la planta de Martorell para fabricar el compacto y deportivo SUV en unas instalaciones de vanguardia, concebidas para una capacidad de producción anual de más de 100.000 vehículos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+