jueves, 25 de julio de 2013

Lucas Ordoñez hará un test con el Nissan V8 Supercar


Una semana después de que fuese presentado oficialmente el Nismo Global Driver Exchange y tras el primer test de Lucas Ordoñez con un coche del SUPER GT japonés, Nissan ha confirmado que el piloto español y Michael Krumm realizarán el próximo 12 de agosto un test al volante de un Nissan Altima de las V8 Supercar Series en el circuito australiano de Winton Motor Raceway.

Ordoñez y Krumm viajarán a Australia para el test con el V8 Supercar antes de ir directamente a Japón para disputar los 1.000 kilómetros de Suzuka el 17 y 18 de agosto, que será la quinta prueba puntuable para el Campeonato SUPER GT. En esta carrera, Krumm pilotará su habitual Nissan GT-R nº24 de la categoría GT500 del equipo oficial Nismo, mientras que Lucas se subirá al GT-R del equipo NDDP de la categoría GT300.

En la presentación del Nismo Global Driver Exchange, también se hizo público que Nismo disputará las 12 Horas de Bathurst, que se celebrarán del 7 a 9 de febrero de 2014, con un Nissan GT-R Nismo GT3 que tendrá al volante al piloto oficial de Nissan en las V8 Supercar Series, Rick Kelly, y que estará inscrito como parte del Nismo Athlete Global Team.

Lucas Ordoñez tiene ante sí uno de los meses más ajetreados de su carrera. Acaba de regresar de Japón y ya está preparado para participar en las 24 Horas de Spa este fin de semana antes de que el próximo capítulo de su increíble trayectoria deportiva lo lleve a Australia y de vuelta a Japón.

"La mayor parte de mi carrera ha sido en Europa, así que tener la oportunidad de pilotar un V8 Supercar es fantástico", dice Lucas Ordoñez. "Es un paso más en mi trayectoria. He seguido las V8 Supercar Series desde Europa y he visto como Nissan ha entrado en el campeonato, así que fue increíble cuando me dijeron que podría probar el Altima V8 Supercar. No me lo esperaba. Sé que es un vehículo complicado de pilotar, sin ayudas electrónicas, sin control de tracción, pero es un gran coche de carreras con mucha potencia. He hablado con algunos pilotos que lo han pilotado y me han dicho que estas máquinas son difíciles de llevarlas rápidas. Dicen que puedes atacar los pianos de las curvas de forma muy agresiva y tienes que cambiar la forma de tomar los virajes para que derrapen menos las ruedas, porque el coche tiene un motor muy potente. Es una gran oportunidad para seguir aprendiendo y divertirme. Espero que algún día pueda correr en la Bathurst 1000".

"Estoy muy ilusionado por probar el V8", explica Krumm. "Siempre los he visto por la tele y me gustan esos coches. Tienen mucha potencia y unos neumáticos bastante pequeños. Por lo que me han dicho otros compañeros que han pilotado estas máquinas, será un gran reto. Es algo bueno para los pilotos, ya que te tienes que adaptar a un estilo de pilotaje con técnicas diferentes. Por ese motivo el piloto tiene un papel destacado en los cronos que marca el coche".


"Será solo un test, y es un motor Nissan", añade. "He pilotado muchos motores Nissan durante mi carrera y es una gran oportunidad para compararlos. No he pilotado un coche de carreras australiano, así que estoy muy contento por poder hacerlo. La Bathurst 1000 es una gran prueba. Una carrera que a todo el mundo le gustaría correr al menos una vez en la vida. Estaría bien competir, pero primero tengo que pilotar el Altima V8 Supercar y ver cómo de a gusto me siento".

"Parte de nuestro programa para seguir globalizando Nissan Motorsport es conseguir que algunos de nuestros pilotos internacionales probaran el nuevo Altima V8", explica el Director Global de Motorsport de Nissan, Darren Cox. "Es una gran oportunidad para estos pilotos para experimentar una forma diferente de competición, además de ayudar para seguir mejorando el excelente trabajo que está haciendo Nissan Motorsport en Australia".

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+