jueves, 16 de mayo de 2013

Mazda MX-5

Mazda MX-5

El Mazda MX-5 ofrece al conductor una experiencia roadster insuperable. El concepto original ha tenido tanto éxito que Mazda nunca lo ha modificado: económicamente asequible y fácil de conducir, ligero, con sensación Jinba Ittai de fusión entre el conductor y el vehículo, y apariencia clásica de roadster. En la tercera generación del descapotable, lanzada en el año 2005, Mazda aplicó una exigente estrategia de control del peso, gracias a la cual consiguió que el vehículo se mantuviera en el mismo peso a pesar de aumentar la rigidez de la carrocería y ampliar el equipamiento. Este año Mazda presenta una versión renovada del MX-5 de tercera generación con mejoras que conseguirán atraer a un mayor número de personas hacia este deportivo único y genuino.

Mazda MX-5

El Mazda MX-5 aparece mencionado en el Libro Guiness de los Récords como el descapotable biplaza más vendido de todos los tiempos (más de 850.000 unidades). Además, en sus dos décadas de existencia, el MX-5 ha sido galardonado con 178 de los premios más prestigiosos del sector del automóvil. En este sentido, la tercera generación no ha sido una excepción y ya cuenta en su palmarés con 58 galardones, incluido el de Coche del Año 2005-2006 en Japón y Descapotable del Año 2005 de la revista Top Gear.

Mazda MX-5

En el año 2006, Mazda lanzó el MX-5 Roadster Coupe, una variante que incorpora techo rígido retráctil eléctrico aunque sin perder ni un ápice de su estilo roadster genuino. Esta capota dura pesa tan sólo 37 kg, incluido el mecanismo de plegado, y no quita espacio al maletero, con lo cual se mantiene la distribución del peso 50:50 y el mismo volumen de maletero (150 litros) que en la versión de capota blanda. Con ello, se dio al cliente la opción de elegir entre dos descapotables deportivos.

El nuevo MX-5 de tercera generación lleva un paso más allá la popularidad de esta gama ampliada. Así, se ha refinado la carrocería de ambos modelos para darle un estilo más dinámico y musculoso, más acorde con la nueva generación de vehículos de la marca. Además, en ambas versiones, capota blanda y Roadster Coupe, ha aumentado el equipamiento y se ha refinado la sensación de conducción Jinba Ittai. Con estas novedades, el MX-5 de capota blanda seguirá atrayendo a los clientes que buscan una experiencia descapotable pura. Por su parte, la versión de techo rígido retráctil está diseñada para clientes que buscan una experiencia descapotable más refinada y de tipo cupé. Para acentuar el carácter renovador del Roadster Coupe, se han incorporado, además, detalles especiales en el diseño exterior y se ha reducido el ruido en el habitáculo cuando la capota está cerrada.

Mazda MX-5

Diseño

El MX-5 de tercera generación, tanto en la versión de capota blanda como en el Roadster Coupe, da continuidad a una tradición de diseño excepcional y posee un estilo exterior capaz de transmitir al espectador el placer al volante que ofrece el vehículo. El MX-5, con sus dimensiones compactas y su estilo roadster, expresa literalmente el concepto del Jinba Ittai, la unidad entre el conductor y su vehículo. Con esta nueva versión, los diseñadores han dotado al vehículo de una apariencia exterior más dinámica mediante líneas que potencian el comportamiento aerodinámico y han reforzado la sensación de lujo del Roadster Coupe al tiempo que han refinado el interior.

Motor

La gama de motores de gasolina y las precisas transmisiones manuales de la tercera generación se conservan en el nuevo MX-5, aunque con algunas novedades importantes que ayudan a potenciar la experiencia roadster. Los ingenieros han modificado el motor de 2,0 litros de gasolina con el fin de reforzar la sensación de prestaciones, y han refinado todos los propulsores para reducir su consumo y sus emisiones de CO2. Además, por primera vez en Europa se ofrece una nueva transmisión automática de seis velocidades.

Mazda MX-5

Chasis

Gracias a su perfecta distribución del peso, a sus dimensiones compactas y a unos sistemas de dirección y de chasis excepcionales, el MX-5 ofrece una diversión roadster totalmente genuina. En la nueva versión, Mazda ha incrementado aún más la agilidad y control del vehículo, y ha dado con ello un paso más en el concepto del Jinba Ittai, la fusión entre conductor y vehículo.

Mazda MX-5

Confort

El MX-5 no está pensado para conducir siempre con la capota cerrada. Mazda ha tomado medidas para incrementar el silencio y el confort de marcha, tanto en la versión de capota blanda como la versión Roadster Coupe, cuando se conduce con el techo desplegado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+