domingo, 28 de abril de 2013

Alfa Romeo 4C

Alfa Romeo 4C

La versión final del Alfa Romeo 4C hace su debut en el 82º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra.

Este biplaza deportivo con tracción trasera, representa la verdadera esencia del coche deportivo y lleva en su corazón el ADN de Alfa Romeo: comportamiento, diseño italiano y excelencia tecnológica, ofreciendo así, el máximo placer de conducción con total seguridad.

Alfa Romeo 4C


Diseñado por los ingenieros de Alfa Romeo y producido en la planta de Maserati en Módena, este nuevo compacto superdeportivo arrancará su comercialización este año 2013, marcando el regreso de la marca italiana a los Estados Unidos e inaugurando el plan global de crecimiento de la marca Alfa Romeo.

El Alfa Romeo 4C deriva directamente del concepto que ya sorprendió a muchos en el Salón de Ginebra de 2011, hasta el punto de ganar tres prestigiosos premios: el premio “AutoBild Design” (2011, Alemania), el premio "Design for Concept Cars & Prototypes” (2012, Italia) y el premio "Most Exciting Car of 2013" - 'What Car' (2013, Gran Bretaña).

Acrónimo 4C

El acrónimo '4C' se inspira en el glorioso pasado de la marca, haciendo referencia a la gran tradición deportiva de los Alfa Romeo: el 8C y 6C respectivamente, coches muy afamados en los años 30 y 40 –tanto en competición como en carretera– y equipados con los poderosos motores de ocho cilindros y el innovador seis cilindros, motores que confirmaron su apuesta por el diseño y la construcción, dirigidos a lograr el ratio de peso/potencia de los auténticos superdeportivos, con menos de 4 kg/CV, y centrándose, no solamente en alcanzar potencias máximas, sino también en reducir los pesos para garantizar así la máxima agilidad y rendimientos superiores. Con este objetivo, el Alfa Romeo 4C emplea las tecnologías y materiales que derivan de los coches superdeportivos del pasado (incluyendo el Alfa Romeo 8C Competizione) –construidos con fibra de carbono, aluminio, y con tracción trasera– y las más avanzadas tecnologías aplicadas en los últimos lanzamientos de la marca, pero actualizados para mejorar aún más el atractivo nuevo deportivo, como demuestran, el nuevo motor 1750 Turbo Gasolina de aluminio con inyección directa, el sofisticado Alfa TCT (transmisión de doble embrague en seco), y el selector Alfa DNA con el nuevo modo “Race”.

Alfa Romeo 4C

Estilo exterior

Diseñado por el Centro Stile Alfa Romeo, el 4C nos trae a la memoria alguno de los icónicos modelos en la historia de la marca, que han dejado una significativa huella. Por encima de todos ellos, y por sus similitudes en cuanto a dimensiones y diseño, destaca el 33 Stradale, un coche que combinaba desarrollos mecánicos y funcionales de alto nivel con un estilo inconfundible en los Alfa, aunando chasis y motores de manera armoniosa.

El 4C ha seguido su ejemplo, y completa así un viaje que ya se inició con el 8C Competizione, que hace hincapié en algunos conceptos intrínsecos a la marca, como el tamaño compacto, el dinamismo y la agilidad.

Diseño de interiores

Tanto su diseño como el nivel de acabados interiores están construidos para dispensar el máximo placer de conducción. Destacan especialmente la fibra de carbono, que reviste su interior y que enfatiza su singularidad, su avanzada tecnología y su ligero peso.

Alfa Romeo 4C

Dimensiones y aerodinámica

Sus compactas dimensiones y sus dos asientos envolventes deportivos hacen que este coche se diferencie y sobresalga por encima de sus competidores: con poco menos de 4 metros de largo, 200 cm de ancho, 118 cm de alto y una distancia entre ejes inferior a 2,4 metros, estas dimensiones sirven a su vez para enfatizar su tamaño compacto y para acentuar su agilidad. Es más, gracias al excelente trabajo de sus diseñadores, el coche alcanza niveles máximos de eficiencia aerodinámica, alcanzando unos coeficientes negativos de Cz (coeficiente de carga aerodinámica) que, al igual que en los coches de competición, contribuye a lograr una mayor estabilidad a altas velocidades.

Alfa Romeo 4C

Nuevo motor 4 cilindros 1750 Turbo Gasolina

Este motor es una evolución del motor ya presente en la versión Quadrifoglio Verde del Giulietta; el nuevo motor de 4 cilindros 1750 Turbo Gasolina implementa un innovador bloque de aluminio y un específico sistema de admisión y escapes, los cuales han sido optimizados para mejorar aún más el aspecto deportivo del coche. Además, cuenta con avanzadas soluciones técnicas como la inyección directa de gasolina, doble variador de fase, turbocompresor y el revolucionario sistema “scavenging”, de soplado continuo, que reduce el tiempo de respuesta del turbo.

Alfa Romeo 4C

Alfa TCT transmisión automática

El motor 1750 Turbo Gasolina se asoció con la innovadora transmisión automática de doble embrague en seco Alfa TCT, que es un referente en su segmento debido a su bajo peso y una extrema velocidad de cambio. Los engranajes también se pueden cambiar de forma secuencial en las levas de cambio situadas en el volante.

El nuevo selector Alfa DNA con el modo “Race”

Con el Alfa Romeo 4C también debuta el nuevo selector Alfa DNA, que no sólo cuenta con las tres configuraciones estándar disponibles hasta ahora –Dinámico, Natural y All Weather–, sino que cuenta también con un cuarto modo: “Race”, diseñado para mejorar la experiencia de conducción en un recorrido más agresivo.

Alfa Romeo 4C

Excelencia “made in Italy”


La mejor experiencia técnica e industrial de las marcas Alfa Romeo y Maserati se han utilizado para elaborar la versión final del 4C. En concreto, el trabajo en equipo entre las dos marcas tiene por objeto la integración del departamento de diseño de Alfa Romeo con la planta de producción de Maserati. En pocas palabras, esto también es un rasgo distintivo de Alfa Romeo, una marca con un siglo de historia, que sigue siendo uno de los embajadores más famosos y populares de los productos italianos de todo el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+